Con quién empezar

Se necesitan aliados para poner en práctica acciones de mejora del entorno y atender los problemas ambientales vinculados con el cambio climático. Si ya trabajas con tu comunidad y quieres que tus acciones tengan más alcance puedes crear una organización de manera formal o unirte a alguna ya establecida.

Existen muchas asociaciones juveniles en el país, incluyendo las de carácter internacional que operan en México, que trabajan para mejorar la situación ambiental. Por lo general, reclutan personas como voluntarios para actividades concretas como reforestaciones o colectas.

Si te interesa, puedes unirte a ellas o tu grupo ambiental puede intercambiar experiencias y establecer alianzas con éstas para colaborar en temas que les preocupan a los dos.

También hay muchas ventajas al formar un grupo, brigada, club u organización de la sociedad civil (OSC) para trabajar por el medio ambiente: la relación de las OSC con las personas es mucho más profunda que la de los programas de los gobiernos. Fomentan la cooperación y la solidaridad. La mayoría rápido son eficaces, con un bajo costo y menos burocracia, por lo que pueden alcanzar grandes logros.